Chistes malos

Chistes Malos: Bromas tan malas que terminarás riendote

Algunos chistes solo merecen que volteemos los ojos y lamentarse por la pobre alma que se le ocurrió contarlo, pero muchos de los que podrás leer aquí si terminan siendo graciosos.

 

Un mal chiste es solo eso: un mal chiste. Pero algunas veces, un chiste es tan ridículamente absurdo, que trasciende lo terrible que es y alcanza un plano superior de gracia. No quieres reírte (cada parte con autoestima de tu cerebro lucha por rechazar ese impulso de idiotez) pero no puedes evitarlo. Allí, es cuando descubres que un chiste malo es tan terrible que resulta divertido.

Y la cosa es, que todos necesitamos un chiste malo de vez en cuando y luego decir que son solo “Chistes de padres,” en caso de que te descubran diciéndolo. Pero no solo los papás les encantan una carcajada a costa del rostro estupefacto de su audiencia. Por ello, hemos reunido los chistes malos más graciosos que te harán llorar de la risa, sin importar cuánto te intentes resistir.

Adivina, adivinador

¿Qué es negro, rojo, negro, rojo, negro y rojo?

Una cebra que paso mucho tiempo bajo el sol.

Nadie presta atención al titulo

  • Soy el maestro de los cálculos rápidos.
  • Vale, ¿Cuánto es 758 dividido entre 642 y multiplicado por 5?
  • ¡22!
  • Ja ja, ¡te equivocaste!
  • ¡Puede que sí, pero dije que era rápido, no preciso!

Enfermedades contagiosas

Mi amigo esta planeando comprar un perro Labrador ¿Se ha vuelto loco? ¿Es que no ha visto como muchos de los que son dueños de estos perros se vuelven ciegos?

Adivinanzas

¿Qué tiene cuatro patas, un pie y una cabeza?

Una cama.

Productos exclusivos

¿De dónde se obtiene la lana virgen?

De una oveja muy fea.

Conclusiones lógicas

Andrés tiene 75 barras de chocolate. Luego se como 55. ¿Qué tiene Andrés ahora?

Andrés ahora tiene diabetes.

Problemas de diseño

¿Qué es amarillo y no puede nadar?

¡Una excavadora!

Y ¿Por qué?

Es que la pobre tiene un solo brazo.

Algunas veces, un chiste es tan ridículamente absurdo, que trasciende lo terrible que es y alcanza un plano superior de gracia.

Chistes malos más graciosos que a todos les encantarán

Sin inmunidad
¿Cuáles fueron las últimas palabras de la serpiente más venenosa del mundo?

¡Rayos, me mordí la lengua!

Confesiones accidentales

Un hijo sale corriendo con su madre:

  • Mamá, mamá (llorando), El abuelo me dio una bofetada

El abuelo se acerca:

  • ¡Deja de decir mentiras o lo hago de nuevo!

Combinaciones vergas

¿Qué pasaría si lanzarás unos zapatos azules al Mar Rojo?

Se mojarían.

Cruces inesperados

¿Qué obtienes cuando cruzas una paloma mensajera con un perico?

Una paloma mensajera que sabe pedir la direcciones.

Lo que es igual no es trampa

Quede devastada cuando me dijeron que Pedro murió ¿Vendrás a su funeral?

¿Por qué debería ir? El no va a ir al mío de todas formas.

Le salió el tiro por la culata

Todos se reían de mí cuando les dije que me volvería un comediante. Bueno, ¡Ja! ¡Ahora no se ríen para nada!

Creo que no funciona así

  • En nuestro hotel rural, será despertado por el canto de un gallo.
  • Qué bien, dígale que me levante a las 9 en punto.

Taquilla llena

En el cine:

  • Lo siento ya vendimos todos los boletos hasta el último asiento.
  • Excelente, entonces me quedare con ese último asiento.

Los modales hacen al caballero

Dos amigos están sentados en el sótano, bebiendo cervezas.

De repente, pasa un fantasma por la puerta, sube por las paredes, cruza a través del techo y baja por la otra pared y desaparece en el techo.

El invitado mira al otro aterrado y dice:

  • ¿Dime que vistes lo mismo que yo? ¡Qué horror!
  • Si, totalmente espantoso, siempre pasa por allí y nunca saluda.

Nada de nada

 El Sr. Carlos a su jefe:

  • Disculpe jefecito, ¿puedo molestarlo un instante?
  • Jefe: Seguro ¿qué es lo que deseas?
  • Carlos: En realidad nada, solo necesitaba molestar a alguien.

Chistes Malos: Preguntas que no te dejarán dormir

¿Y si la araña que maté en mi habitación vivió toda su vida pensando que yo era su compañero de cuarto y murió preguntándose que provocó el episodio psicótico que la llevó a su muerte?

¿Qué beben los artistas marciales? Kara-té

¿Por qué a los astronautas no les gusta regresar a casa? Necesitan su espacio.

¿Cuál es la última cosa que pasa por la mente de un insecto cuando impacta un parabrisas? Su trasero.

¿Por qué el espantapájaros gano un premio? Es que era muy bueno en su campo.

¿Cuál es la diferencia entre la ignorancia y la apatía? No lo sé y no me importa.

¿Pueden las jirafas oler sus propios pedos?

El Diablo porta una horquilla, la Muerte lleva consigo una hoz… ¿Será que la agricultura es algo de moda en el inframundo?

Si los caracoles son tan lentos, ¿Cómo es que nadie los ve venir? Siempre es algo como: ¡Rayos! ¿Cómo llego hasta ahí ese caracol?

¿Qué pasaría si los perros se dieran cuentan que estamos llenos de huesos?

¿Será que la verdadera razón por la que Batman pelea contra el crimen de noche es porque si lo hiciera de día tendría un bronceado gracioso en su cara?

¿Mi perro pensará que soy un hipócrita porque hago popó dentro de la casa?

Chistes malos de una frase, ideales para fiestas

– ¿Cuál es el automóvil preferido de Papá Noel? El renol

Reírse de un gordo en un gimnasio es como reírse de un desempleado en una feria de empleos.

Nadie odia los lunes. Solo es la gente la que odia sus trabajos.

Cuando una mujer embarazada toma un baño en una piscina, se convierte en un submarino humano.

Un corte con papel es la forma en la que los árboles se vengan de nosotros por cortarlos.

Si Carlos Slim y yo combináramos nuestras fortunas tendríamos aproximadamente 55 mil millones de dólares.

Un chiste comunista no es gracioso hasta que todos lo entienden.

¿Cuál es la causa número uno de los divorcios? ¡El Matrimonio!

Si pisas el pie de una persona, esta abrirá su boca. Igual que un bote de basura.

Buscar una nueva laptop en Internet, es básicamente forzar a tu computador actual a cavar su propia tumba.

Apuesto que los dinosaurios eran iguales a los perros. Los más grandes eran calmados y relajados mientras que los más chicos eran unos pequeños bastardos, ruidosos y molestos.

Si tienes un trabajo que no te gusta. El salario no es otra cosa que un soborno para que te olvides de tus sueños.

La persona que corregía y revisaba los discursos de Hitler fue el primer Nazi de la gramática.

Chistes Malos que a todos les gustan

Yo también me hubiera ido

Una esposa preocupada le pregunta a su marido:

  • Cariño porque llegaste tan temprano a casa hoy.

El esposo le responde:

  • Es que me fui por algo que me dijo mi jefe.
  • ¿Qué fue lo que te dijo?
  • Que estaba despedido.

El gentilicio si importa

  • Buenas tardes ¿Sabe como se llaman las personas que viven en Valencia?
  • Pues fíjese que no todos.

Cuestion de contexto

  • ¿A dónde vas, Pablo?
  • Voy a buscar estiércol para estas fresas.
  • Bueno de gustos y colores, yo prefiero comerlas con nata.

Una ternurita

  • Doctora, tengo mucho vello por todo mi cuerpo ¿Qué padezco?
  • Uzté padece todo un ozito

El engaño perfecto

Un mafioso de metro ochenta de altura y que de seguro pesaba casi cien kilos, entra al bar y con tono amenazante pregunta:

  • ¿QUIEN ES JOSÉ?

Un tipo de complexión delgada y baja estatura se pone de pie en medio de las mesas, levantando su bebida y contesta.

  • Yo soy José ¿Quién me busca?

El mafioso toma al hombrecito, lo arroja fuera del bar y le da una soberana paliza. El flacucho regresa al bar cojeando, con todo su rostro y ropa ensangrentados. A pesar que le cuesta respirar y mucho más respirar, dice entre dientes riéndose:

  • Pobre tonto, como lo he engañado –dice- Yo ni siquiera me llamo José.

Cuando no sabes de futbol

Una pareja está viendo el futbol y de repente alguien mete gol.

– Gol.

– ¿Quién anoto?

–Di María.

– María, ya lo dije, pero quién fue el que hizo el gol.

Borrachos en acción

Están dos borrachitos hablando y uno de ellos cuenta un chiste. A lo que el otro contesta:

Que chiste tan bueno. Es como el que contó el otro día tu mujer fue tan bueno que entre tanta carcajada me caí de la cama.

Chistes malos pero graciosos

Así que chiste

  • Como me gustaría vivir en una de esas islas desiertas.
  • Qué casualidad, yo también.
  • ¡Ey! más despacio que ya empezamos a poblarla.

Entre reptiles

– ¿Qué le dijo la iguana a su hermanita gemela?

– ¿Te diste cuenta que somos iguanitas?

Nomenclatura Heroica

– ¿En donde cuelga Superman su capa?

– En superchero

Todo es plata, plata, plata

– Buen día. Estoy buscando un trabajo.

– ¿Le parece de jardinero?

– ¿Dejar dinero? ¡Si me sobrará dinero no estaría buscando trabajo!

Problemas de vello

– Papá, en la escuela me llaman el peludo

– ¡Rosita, el perro me está hablando!

Curiosidades del idioma

– ¿Cómo se pronuncia ‘espejo’ en japonés?

– Aitoiyo

La tecnología no es para todos

– Abuela, ¿Qué haces delante de la computadora con tus ojos cerrados?

РEs que Windows me ha dicho que cierre las pesta̱as

Es muy difícil que ocurra

– Oficial ¿me puede ayudar, por favor? Es que Mi hija esta pérdida

– ¿Cual es el nombre de su hija?

– Esperanza

РPero eso no puede ser. Si la esperanza siempre es lo ̼ltimo que se pierde.

Asuntos ofídicos

– ¡Ayuda, me mordió una serpiente!

– ¿Cobra?

– ¡No, imbécil, fue totalmente gratis!

Acoso escolar

– Papá, en el salón me dicen gorda

– ¿Y te fuiste a poner la queja con la profesora?

– No

– Mal hecho, no deberías dejar para marrana lo que se puede hacer oink

Una cuestión espiritual

¿Por qué a los fantasmas les gustan los ascensores?

Debido a que eleva sus espíritus.

Falta de imaginación

¿Por qué el hombre invisible rechazo la oferta de trabajo?

Es que no se podía ver asimismo haciéndolo.

Diagnostico incorrecto

Doctora, doctora, creo que tengo paperas.

Aquí tiene 1000 pesos y así tienes también pa manzanas.

Aprendiendo a convertir un chiste malo en uno gracioso

Ser gracioso es una habilidad social esencial. Lo que la mayoría de las personas no saben, es que puedes aprender a ser chistoso. De hecho, queremos convencerte de que las personas más divertidas e hilarantes pulen sus habilidades de comedia todos los días.

Y ser gracioso importa.

Serás más exitoso, si puedes hacer que los demás se rían.

… pero solo si es un buen tipo de carcajada y no del tipo: “Ayuda, alejen a este sujeto de mi”

Ser gracioso, incluso con chistes malos, puede hacer cualquier cosa más fácil. Seguramente ya le has preguntado a tío Google “¿cómo ser chistoso?” y has obtenido respuestas interesantes (pero poco útiles) como: “Escucha con atención, “Aprende el arte de la ironía” o “Se sorpresivo.”

Todos estos consejos son ciertos, pero ¿CÓMO SE USAN? Muy bien, eso es lo que vamos a aprender hoy de una manera fácil de aprender y de usar para cualquier persona que quiera ser más graciosa, y no solamente memorizando chistes malos.

  1. Da la respuesta opuesta a preguntas de “si” o “no”

La manera más fácil de ser gracioso, incluso cuando no lo eres ni por asomo, es dar la respuesta opuesta a la esperada cuando se trata de preguntas de “si” o “no.” Si, es así de simple. Si las personas están esperando que digas que si, tú dices que no; si alguien está esperando que digas que no, tú dices que sí. Mientras más obvio sea mejor.

La magia reside en ese momento en el que das la respuesta opuesta, has sorprendido a tu audiencia y provocado una carcajada. Ahora puedes contar tu historia verdadera o un chiste más elaborado.

  1. Juega con los números.

Nuestro amigo Google nos dice “Ser impredecible” es el camino para ser gracioso. Eso es cierto ¿pero cómo? Una forma de ser impredecible es usando los números. Para aquellos que no les fue bien en matemáticas, no teman. Los números son tus mejores amigos cuando se trata de ser gracioso.

Para sacarle el máximo provecho a esto, cuando estés a punto de ser una cifra muy alta, agrega un “solamente” antes de decirla. De igual forma, cuando estés a punto de decir un número muy pequeño, de antemano, di algo como “es una gran cantidad.” Nuevamente dejar consternada a la audiencia es mejor jugada.

  1. Usa la regla de 3

Básicamente, la regla de 3 dicta que debes establecer un patrón y luego termina con algo inesperado. Por ejemplo, nosotros decimos rojo, blanco y azul. Pero ¿qué pasa si dices rojo, blanco y pez? Resulta gracioso y tu cerebro se “despierta” debido al giro inesperado al final de la regla de 3.

Esto es especialmente bueno con chistes escritos. Por ejemplo:

  • Quiero enseñarte a ser más carismático, más cautivador y más palabras que empiecen por la letra “C”
  • Me encantan los hotdogs, las hamburguesas y los chicos apuestos.
  • ¡Estoy muy emocionada, feliz y aterrada de estar aquí!
  1. Dale un giro a los personajes

Cuando contamos una historia, usualmente hay varios personajes en dicha historia. La mayoría del tiempo, esos personajes tienen personalidades establecidas y la gente puede hacer suposiciones sobre ellos. Es cuando la audiencia se ve obligada a arrojar sus expectativas por la ventana cuando las cosas se vuelven interesantes y divertidas.

Si tú y tus amigos están hablando de una experiencia donde al menos hay dos personajes (casi cualquier historia), entonces esta podría ser tu oportunidad para ser gracioso. Cambia las características de tus personajes para un giro completamente inesperado.

  1. Usa historias de la vida real en lugar de chistes

En lugar de contar chistes, las personas excepcionalmente graciosas cuentan historias relevantes que tienen elementos humorísticos. Si la audiencia no encuentra gracia en la historia, no hay problema, porque la historia tiene un punto más allá de ser graciosa. Si la gente se ríe, mucho mejor.

  1. Retrasa la parte chistosa

Cuando tienes una anécdota, idea o chiste gracioso es difícil resistirse a revelarlo al instante. Pero la mejor ubicación de una broma es el final. Así que siempre, coloca la parte chistosa al final de la oración.

Ahora vamos a terminar con algo que ya sabes, pero no quieres saber: la práctica hace al maestro. Mientras más practiques tus chistes, tus historias y el “timing,” más gracioso serás. Empieza con pasos de bebe, con chistes escritos (como los que tenemos aquí) y algunas historias casuales con personas con las que te sientas a gusto.

Siguiendo estos consejos, podrás volver gracioso hasta el chiste más malo. Lo sabemos porque nadie nace siendo gracioso. Pero analizando y aplicando estas tácticas en tus conversaciones diarias, te podrás convertir en una persona más graciosa e ingeniosa.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Chistes Buenos: Bromas hilarantes para reir a carcajadas

Los mejores Chistes Cortos para morirse de la risa