Los mejores Chistes Cortos para morirse de la risa

Chistes Cortos: Chistes hilarantes y fáciles de recordar

¿Buscas una carcajada fácil? Eso es exactamente lo que provocarán estos chistes que tenemos para ti. Algunos de estos Chistes Cortos te sonarán tontos pero de seguro te harán el alma de la fiesta si los cuentas.

 

Los mejor de los chistes cortos es que son la prueba de que el humor bien pensado no necesita ser largo y complicado para ser gracioso. Hay muchas formas de hacer que las personas se rían usando solo unas cuantas palabras. Claro, el efecto es mayor si hay un doble sentido o un juego de palabras que no es inmediatamente obvio para el que escucha el chiste por primera vez ¿Listo para subir el nivel de tus chistes? ¿Quieres hacer reír a tus amigos con una oración que cabe en un tuit (y que te sigan sobrando muchos caracteres)? Sigue leyendo y descubre los mejores chistes cortos.

Visitando al Doctor:

Doctor: “Lo siento pero usted sufre de una enfermedad terminal y le quedan para vivir solamente 10…”

Paciente: “¿Qué quiere decir con 10, doctor? ¿10 que? ¿Meses? ¿O acaso semanas?”

Doctor: “nueve… ocho…. siete…”

Sobre los recientes apagones:

Preocupado, llamo a mi tía abuela y le pregunto:

– Tía ¿Cómo esta? ¿Alcanzo a ver el apagón de anoche?

A lo que ella me contesta:

– No mijo, no vi nada en mi casa se fue la luz.

La receta equivocada:

Accidentalmente un doctor le prescribe a su paciente un laxante en lugar de un jarabe para la tos.

Tres días después el paciente viene para un chequeo y el doctor le pregunta: “¿Y bien? ¿Aun sigues tosiendo?

El paciente contesta: “No, me da miedo hacerlo.”

La ancianita bien intencionada:

Una ancianita muy simpática le lleva al chofer del autobús una bolsa de maní todos los días.

Al principio, el conductor de autobús disfrutaba del maní pero después de una semana comiéndoles le pidió a la abuelita algo apenado: “Por favor señora, no tiene porque trayéndome maní. Consérvelo para usted.”

La ancianita le responda: “Usted sabe que ya no tengo dientes. Así que prefiero solamente lamer el chocolate que tiene alrededor.”

Hay muchas formas de hacer que las personas se rían usando solo unas cuantas palabras.

Chistes cortos graciosos que a todos les encantarán

Cuando los sueños son demasiado realistas:

Soñé que me obligaban a comerme un malvavisco gigante. Cuando desperté, mi almohada ya no estaba.

Cuando tienes mala memoria:

Un esquimal invita a un amigo a sui casa para pasar el rato. Cuando llegan al lugar, su amigo le pregunta confundido: “¿Dónde está tu iglú?

El esquimal responde: “Oh no, deje la plancha encendida…”

Dos transeúntes despistados:

Dos burros están parados junto a un paso peatonal, uno le pregunta a otro: ¿Será que cruzamos?

El otro mueve su cabeza en negación. “De ninguna manera, mira lo que le paso a esta pobre cebra.”

Que conste que fuiste tú quien preguntó…

Una pareja de casados están cenando en la mesa de su casa. La mujer derrama un poco de salsa de tomate en su camisón blanco. “¡Oh no, debo parecer un cerdo!”

El marido asiente con la cabeza, “Y también derramaste salsa de tomate en tu camisa”

Instrucciones incompletas:

Un chico se queja con su papá: ¡Me dijiste que pusiera un pepino en mi traje de baño! ¡Dijiste que eso impresionaría a las chicas en la piscina! ¡Pero olvidaste decirme lo más importante!
Padre: ¿De veras? ¿A ver que olvide?

Chico: Que el pepino debía ir adelante.

Conflictos de horario:

El dueño de una compañía le pregunta a otro: “Dime, Guillermo, ¿Cómo le haces para que tus empleados lleguen siempre tan temprano en las mañanas?

Guillermo le contesta: “Fácil. Tengo 30 empleados y 20 puestos para estacionar.”

Preguntas inoportunas:

En un viaje a las montañas rocosas un hombre cae por un agujero en el suelo. Su esposa se apresura y le grita: “¿Cariño, estas bien?”

  • ¡Siiii!
  • ¿Te lastimaste?
  • ¡Noooo!
  • ¿Ni un rasguño? ¡Es un milagro!
  • ¡Aun no terminó de caeeeeeeer!

Cuestión de perspectivas:

“Mi esposa tiene un problema con la bebida.”
“Ya veo, ¿es alcohólica?
“No, nada que ver. El alcohólico soy yo, pero ella es quien tiene el problema.”

Chistes cortos: Para hacer reír hasta al más amargado

Comparaciones extrañas pero reales:

Una esposa es como una granada. Si le quitas el anillo vete despidiéndote de tu casa.

Una tradición explicada:

Cuando estaba en el ejército, de alguna forma perdí mi arma de reglamento. Tuve que pagar una multa de 20.000 pesos para cubrir la perdida.

Empiezo a entender porque un capitán de la Fuerza Naval siempre se hunde con su barco.

Cuando no vas al médico a tiempo:

Paciente: Doctor, estoy empezando a olvidar las cosas.

Doctor: Ya veo, ¿y desde cuando padece estos síntomas?

Paciente: ¿Cuáles síntomas?

Triste realidad:

Doctor: – ¿Usted practica algún deporte?

Paciente: – ¿El sexo cuenta?

Doctor: – Pues sí.

Paciente: – Entonces la respuesta es no.

Decisiones importantes:

Mi esposa y yo hemos decidió que no queremos tener hijos. Así que, si alguien quiere uno puede dejarnos su dirección y número telefónico para llevárselo.

Cuando el remedio es peor que la enfermedad:

Paciente: Doctor ¿recuerda ese tónico para aumentar la fuerza que me prescribió ayer?

Doctor: Si, claro. ¿Qué hay con eso?

Paciente: Me gustaría usarlo pero no puedo abrir la botella.

Soluciones drásticas:

  • Cariño espérame un poco más, estoy terminando mi maquillaje
  • María, tu no necesitas maquillaje.
  • Awww… que tierno Ricardo ¿de veras piensas eso?
  • En realidad pienso que necesitas cirugía plástica.

Aclaratorias importantes:

Un niño le pregunta a su padre:

  • Papá ¿Qué es un alcohólico?
  • ¿Ves esos 4 árboles, hijo? Pues un alcohólico vería 8 árboles.
  • Esto… Papá, allí hay solo 2 árboles.

Ojo clínico:

Doctor: Buen día ¿usted vino a verme por un problema de la vista, cierto?

Paciente: Guao, si, exactamente ¿Cómo se dio cuenta?

Doctor: Pues porque usted entro por la ventana en lugar de la puerta.

Comentarios incómodos:

Mis tías mayores no dejaban de molestarme en las bodas comentando: “Bueno Samanta, de seguro tú eres la siguiente.”

Termine con este problema rápidamente una vez que empecé a hacerles el mismo comentario durante los funerales.

Chistes cortos que seguro les encantarán a tus amigos

Entrevista de trabajo:

Entrevistador: Muy bien Señor José ¿Dónde se ve a sí mismo en los próximos cinco años?

Señor José: Personalmente, creo que mi más grande debilidad es escuchar bien.

Todo depende…

Una de las cosas más maravillosas en la vida es despertarse y disfrutar del estar acurrucado junto a otra persona; a menos que estés en la cárcel…

Dilemas sobre caricaturas…

A pesar de que la serie se llama Bob Esponja

El personaje de Patricio es la estrella.

Es de quien lo encuentra

El otro día salí del supermercado y había una mujer llorando como loca. Al parecer había perdido todo el dinero de sus utilidades.

Sentí tanta pena por ella que le di 1.000 pesos.

Generalmente hago ese tipo de cosas pero casualmente me acababa de conseguir 50.000 pesos en el estacionamiento.

El dinero no es lo más importante

He hecho cosas terribles solo por dinero.

Como levantarme temprano para ir al trabajo.

Consejos de tu compañero de cuarto.

Mi compañero de cuarto insiste en que soy esquizofrénico.

Pero está equivocado, porque yo no tengo compañero de cuarto.

Precios elevados

Si me dieran un 50 pesos por cada vez que un cliente se queja por el precio de la comida en el cine….

Me faltaría poquitísimo para poder comprar unas palomitas pequeñas.

Casa embrujada

Mis compañeros de habitación están convencidos de que nuestra casa esta embrujada.

Puras tonterías… He vivido aquí por más de 250 años y no he visto nada extraño.

La gente es incomprensible

Odio cuando la gente dice que la edad es solo un número.

La edad claramente es una palabra.

Un misterio resuelto

Algo que casi nadie sabe es el nombre del hermano del Súper Agente James Bond

Pues, se llama Car Bon.

Lecciones de idioma

¿Saben como se dice “me han robado mi moto” en chino?

Yanoveo misuzuki

Chistes Cortos y buenos para empezar el día de buen humor

Al borde la cama

Se encontraba una pareja muy enamorada lista para tener sexo por primera vez, cuando la chica le pregunta al chico:

  • Amorcito, ¿qué tan bueno eres en la cama?
  • ¡Pues muy bueno! ¡Duermo 10 horas completitas sin falta todos los días!

Discriminación

Un borracho le dice a otro: Es injusto que los ciegos no se puedan enamorar

El otro le contesta: Pero ¿por qué no se pueden enamorar?

Fácil, porque ojos que no ven, corazón que no siente.

Encomendándose a diosito

  • Oye ¿y tú también tienes la costumbre de rezar antes de la comida?
  • Para nada, mi esposa cocina muy bien…

Cambio de carrera

  • ¿Y usted a que se dedica?
  • Pues antes trabajaba en una tintorería, pero ahora creo que me dedicare a apagar incendios…
  • ¿Entonces será bombero?
  • No que va, seré un ex – tintor.

La pregunta del millón de dólares

  • Mamá, Mamá ¿a que no alcanzas a adivinar en donde me encuentro ahora?
  • Carlitos, ahora estoy muy ocupada, ¿me puedes llamar más tarde?
  • Creo que no podre hacerlo, me dijeron que solo tengo derecho a una sola llamada…

Duelo en la jungla

Tarzán encuentra a un ratón y le dice…

  • ¡Ja! ¡tan pequeñito y ya con bigote!

Y esta le responde:

  • Y usted tan grande y sin dinero para unos pantalones.

Dudas del idioma

¿Cómo se dirá beso francés en árabe?

– Fácil: Saliva-va…

Profesiones

  • ¿Y tú a que te dedicas?
  • Arreglo tuercas.
  • ¿Eres soldador?
  • No, psicólogo ¿y tú?
  • Ja Ja muy gracioso, yo pongo vacas a correr.
  • Ah ¿Eres vaquero?
  • No… Entrenador de gimnasio.

El arte de contar un chiste

Si quieres impresionar a alguien, hazlo reír. Si quieres conectar con alguien que acabas de conocer, hazlo reír. Si quieres obtener un aumento de tu jefe, hazle reír. Si quieres escapar de una mala sensación, ríete. Y si quieres cambiar el mundo, haz que el mundo se ría ¿Y cuál es la manera más rápida de hacer reír a alguien? Con un chiste. Y si es un chiste corto mucho mejor.

Algunas personas son buenas diciendo chistes, pero no tienen idea de cómo salieron esos chistes de su boca. Estas personas son graciosas naturalmente. Pero si no eres una de estas personas o siempre has tenido un problema para ser gracioso, no te preocupes. Entiende que todos los chistes tiene una formula detrás de lo que los hace graciosos; de otra forma, no es gracioso y así que chiste. Aquí están los ingredientes para contar cualquier de nuestros chistes cortos con facilidad. Déjanos guiarte paso a paso.

La anatomía de un chiste corto

  1. El blanco. Lo más importante que tienes que recordar es relacionar al blanco del chiste con la persona o personas a quien se lo estas contando, de esa manera no se sentirán ofendidos. Por ejemplo: si le estas contando un chiste corto a tus amigos acerca de tu esposa, tus amigos se reirán porque se pueden sentir identificados. Pero si le dices el mismo chiste a tu esposa, no va a sonreír ni por asomo. Solo te dará una mirada desaprobación mientras tú sales lentamente de la habitación.
  2. Hostilidad. Algunos nos van a mirar feo, pero la verdad es que es que los chistes no siempre son “amables.” La esencia de muchos chistes es que van en contra de una idea o de un tipo de persona, pero como el chiste es gracioso (si te sale bien), usualmente rebaja la tensión y al final, erradica cualquier sensación hostil.

3. Realismo. Los chistes cortos no son graciosos sino hay algo de realidad en ellos. El humor es una paradoja. Es gracioso porque estas juntando lo razonable junto con lo irrazonable. Si no entiendes esto, solo recuerda que mientras más serio estés cuando empiezas a contar el chiste, de una manera natural, mejores serán los resultados. Por ejemplo, imagina alguien que sin inmutarse diga lo siguiente:

    • “El mundo está al borde del colapso. El otro día fui a comprar ingredientes para hacer perros calientes, y resulta que las salchichas venían en paquetes de 10 y el pan en paquetes de 8. ¡Es el caos señores!”
  1. Exageración: Mientras más puedas exagerar al final (pero sin decir algo sin sentido), más divertido será tu chiste. En resumen ¿Puedes exagerar el chiste tanto como puedas y al mismo tiempo hacerlo creíble?
  2. Emoción: ¿Por qué los seres humanos se ríen? Biológicamente hablando, es porque hay una liberación de emociones. Es por eso es que este paso es crucial. Para que cualquier chiste sea hilarante, por más corto que sea, tienes que aprender a crear anticipación. Tienes que mantener a tu audiencia preguntándose qué viene después, comiéndose las uñas y al borde del asiento esperando por una respuesta que quieren escuchar.
  3. La sorpresa. Sin sorpresa, no hay chiste. Puedes hacer todos los pasos anteriores a la perfección, pero tu audiencia puede anticipar el final de la broma. Así que ¿Qué hacer? Dales lo inesperado. Mientras más anticipación crees y más grande sea la sorpresa, más gracioso será el chiste y más grande serán las risas.

Ahora que tienes la fórmula mágica para contar los mejores chistes cortos ¿Por qué no compartes algún chiste que te sepas? Déjalos en los comentarios, prometernos fingir que nos reímos por más malos que sean.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Chistes malos

Homer, Katrine y Janine de Ruta Gastronómica por Nueva Orleans